Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

La gran batalla contra el plástico

La gran batalla contra el plástico
Actualidad Comercio

Hace años que en Ruanda las bolsas de plásticos están totalmente prohibidas. No es que tengas que pagar por ellas en los supermercados, sino que directamente no hay. En el aeropuerto de Kigali, su capital, el control de seguridad abre las maletas para controlar que no hay bolsas en el interior. En el caso de que haya, las requisan.

En España no ocurre lo mismo ni por asomo. Estamos a años luz de llevar nuestro día a día sin plásticos, aunque en algunos sectores, sobre todo de distribución y logística están dando pasos de gigante para intentar reducir su uso. Nuestro consumo cotidiano está lleno de bolsas de la compra, -que en muchas ocasiones usamos sólo una vez (las de fruta, verdura, basura)- y envases innecesarios o que podríamos reutilizar, y ese es nuestro gran problema, la cultura de consumo de este material en la que estamos sumergidos.  «El 25% de los residuos domésticos son envases y el 70% de ellos son de productos de alimentación», señala Daniel de la Torre, gerente de UNO, la patronal de logística y transporte.

El packaging es el verdadero problema según los expertos. Casi el 100% de los productos que adquirimos están envueltos en plástico o cartón, y más si se trata de un producto comprado online. «El reto es eliminar el embalaje que no aporte ningún valor añadido en el transporte o venta y dejar el que se pone para proteger», «Es muy difícil sustituirlo, pero sí se puede reducir al estrictamente necesario para proteger el producto», señala De la Torre.

Los mayores despilfarros se producen cuando el cliente recibe el producto y lo devuelve, ya que ese envoltorio pocas veces se reutiliza. Una de los soluciones que plantea el gerente de UNO es crear más taquillas en las tiendas para que el consumidor pueda recoger su producto directamente allí y sin embalajes. Algunas cadenas como Inditex ya han empezado a colocarlas para que su clientela adquiera este hábito y así reducir su uso.

En el ámbito de la alimentación, Asedas (Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados) ha conseguido reducir en los últimos años el uso de 5000 toneladas de envases y 250000 toneladas de cartón. El problema de las tiendas es la cantidad de bolsas que se utilizan solo una vez para pesar los alimentos, por lo que una buena alternativa sería volver a la compra a granel. Algunas tiendas de nuestro país ya se han sumado a esa tradicional y eficaz iniciativa, así como en Francia, donde el consumidor lleva sus bolsas de tela o sus recipientes para rellenarlos.

Evitar, reducir y reutilizar. Ese será el futuro.

Fuente: